En este artículo presentamos una selección de diez de las novelas de ficción de la literatura imprescindibles que no pueden faltar en tu “lista de leídos”.

A continuación, pasamos a enumerarlos:

 

  1. “Orgullo y prejuicio” (1813)Jane Austen

Comedia romántica

Es un retrato de la vida cotidiana de los jóvenes de la Inglaterra de principios del siglo XIX, además Jane consigue describir, de manera impecable: las miserias, prejuicios de diferencias entre clases sociales y las relaciones entre ellos. Es una de las primeras comedias románticas y sus diálogos dignos de saborear con detenimiento.

 

  1. Drácula (1897)Bram Stoker

Terror

Lo importante de esta novela, y lo que la hace original, es que el antagonista de la misma es quien toma verdadero protagonismo ya que su condición le hace interesante al público. Fue el precursor de escribir historias sobre vampiros, un tema que a los lectores nos llama poderosamente la atención por el misterio que los envuelve.

 

  1. “Oliver Twist” (1837)Charles Dickens

Social

La obra de Dickens fue la primera que se escribió con un niño como protagonista, por ello también tiene un tono picaresco y también gótico, aunque realmente fue encuadrado en el movimiento newgate, que ensalzan las hazañas y aventuras de criminales. Es una de las primeras obras con tono social utilizando el sarcasmo y la ironía para describir la hipocresía de la época.

 

  1. “Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas” (1865)Lewis Carroll

Fantasía

Es una de las novelas que más ha influido en la narrativa fantástica contemporánea. Una historia de magia, surrealismo y absurdo que metafóricamente muestra, como una niña descubre el mundo de los adultos, y en las diferentes escenas, Carroll hace una crítica brutal pero encubierta de la sociedad de su tiempo.

 

  1. 1984 (1949)George Orwell

Ciencia ficción

Está considerada una de las obras más importantes clasificada como ciencia ficción distópica. Orwell nos narra como la manipulación de la información y una vigilancia masiva acaba por convertir a la sociedad en controlada (acuñando el término de sociedad orwelliana) e introduciendo conceptos como omnipresente o Gran Hermano, coartando la libertad de los ciudadanos.

 

  1. El diario de Ana Frank (1942)

Autobiográfica

La importancia de esta narración es que un texto autobiográfico de una niña en plena adolescencia que vivió el horror del holocausto judío, escondida en un sótano para sobrevivir. La cercanía con la que narra su vivencia, sus pensamientos y sus emociones, pero también la positividad con que hace frente a su cruenta realidad, hace que esta historia no deje indiferente a nadie que se tope con ella.

 

  1. Sherlock Holmes (1887) Arthur Conan Doyle

Detectivesca

Es la novela de detectives por excelencia e influyente en el género policiaco. Su protagonista destaca por su inteligencia, su lógica, su hilarante ironía y su hábil uso de la observación, es lo que le lleva a resolver los casos pero también a ser un personaje muy atrayente.

 

  1. Macbeth (1606)William Shakespeare

Drama

Obra trágica teatral que dramatiza los terribles daños que conlleva la ambición política que busca el poder por encima de todo sin tener en cuenta a las personas. Precursora del género a lo largo de los siglos.

 

  1. El principito (1943)Antoine de Saint-Exupéry

Cuento reflexivo

Por su forma de estar narrado, bien pudiera parecer un libro infantil (incluye además las ilustraciones del propio autor), pero nada más lejos de la realidad. La historia habla de la soledad, el amor, la amistad y el sentido de la vida, temas de interés para el mundo interior de cada uno.

 

  1. El quijote. (1605)Miguel de Cervantes

Caballeresco – humorístico

No podemos dejar de nombrar, en esta pequeña lista, donde faltarían un montón de clásicos recomendados, El Quijote. Una brutal burla a mitificación de la tradición caballeresca que entonces era muy respetada. Siendo así la primera novela moderna. Narrando las aventuras de un antihéroe de manera jocosa, cómica y en ocasiones hasta lo esperpéntico.